Consejos prácticos para el uso adecuado de tus electrodomésticos

Consejos Prácticos Uso de Electrodomésticos

¡No entiendo por qué me subió tanto la energía este mes! Esta sin duda es una frase con la que en algún momento nos hemos sentido identificados, sobre todo por estos días en los que estamos en casa y cambiamos, muchas veces sin darnos cuenta, nuestros hábitos de consumo. ¡Claro! Imagínate a todos los integrantes de tu hogar abriendo la nevera todo el día, prendiendo las bombillas una y otra vez, cargando celulares y computadores todo el tiempo…

En Celsia estamos contigo, por eso queremos recordarte algunos de los consejos más importantes para hacer un uso eficiente de la energía (esto es realizar las tareas cotidianas, utilizando el mínimo de este recurso, pero sin perder el confort) y evitar sorpresas en la factura.

Antes de empezar, ten presente que las premisas principales para ahorrar energía siempre deben ser desconectar los electrodomésticos que no estén en uso y revisar periódicamente las instalaciones eléctricas internas de tu vivienda, garantizando que no hayas fugas o cables pelados, pues de estas dependen, en gran parte, la eficiencia de la energía.

Aquí vamos:

EN TU COCINA

1. Descongela tus alimentos dentro de la nevera bajándolos del congelador unas horas antes de prepararlos, así no usas otros electrodomésticos para hacerlo.

2. Piensa muy bien qué vas a sacar de la nevera antes de abrirla, pues cada vez que se abre entra aire caliente y sale aire frío, lo cual obliga al motor a reiniciarse para volver a bajar la temperatura, haciendo que consuma más energía.

3. No extiendas prendas mojadas detrás de la nevera, no solo hace que consumas más energía, sino que también afecta su vida útil. ¡Ah! Y deja un espacio entre su parte trasera y la pared para que reciba ventilación.

4. Revisa el estado de los empaques de la nevera, si estos no cierran bien, se genera un consumo adicional de energía.

5. Jamás metas alimentos calientes o tibios a la nevera, esto exige más fuerza del motor y por ende, más energía.

6. Cocina el arroz 20 minutos antes de consumirlo, así evitas mantener la olla arrocera conectada o tener que prender nuevamente la estufa para calentarlo.

7. El microondas gasta mucha menos energía que un horno convencional, pero si vas a utilizar este último, evita abrirlo cuando esté en funcionamiento.

EN TU SALA Y/O ESTUDIO

1. Escucha tu música favorita o mira tu programa de televisión con un volumen moderado. Entre más alto el volumen de tus dispositivos, más alto es el consumo de energía.

2. Mantén libres de polvo las aspas de tu ventilador y úsalo solo en las horas más calurosas del día.

3. Carga tus aparatos electrónicos como computadores o tabletas en horas del día, así puedes darte cuenta cuando ya están cargados y desenchufarlos.

4. Si estás usando el computador y vas a hacer una breve pausa, puedes apagar solo la pantalla. En caso de ausentarte por más de 30 minutos, apágalo.

EN TUS ÁREAS COMUNES

1. El polvo disminuye la luminosidad, por eso lo recomendable es limpiar a menudo tus bombillas.

2. Mantén en buen estado los interruptores, cambia las bombillas que titilen y usa preferiblemente tecnología LED.

3. Evita dejar cargadores conectados, estos siguen consumiendo energía aunque no estén en uso.

EN TU PATIO

1. Pon a funcionar la lavadora siempre con la carga completa, ni más ni menos ropa de la que soporta.

2. Limpia el filtro de tu lavadora regularmente.

3. Revisa muy bien la programación de la lavadora, ponla en modo ECO y evita el uso de ciclos largos.

4. Si vas a planchar, separa las prendas de acuerdo con el tipo de tela. Empieza con las que necesiten menos temperatura.

5. Unos minutos antes de terminar, desconéctala y plancha con el calor acumulado.

6. No intentes secar la ropa con la plancha.

Ir arriba