<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1041327795956280&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Si su proyecto inmobiliario tiene estos 5 aspectos, puede ser sostenible

2/11/17 11:29

Un proyecto inmobiliario sostenible en Colombia es aquel que está en consonancia con el medio ambiente. Muchos proyectos ya se están planteando esta responsabilidad. Ten en cuenta estos 5 aspectos si quieres que el tuyo sea sostenible.

El impacto de la industria de la construcción en el medio ambiente es considerable. Con esto en mente se debe tener en cuenta, de ahora en adelante, y por obligaciones con la ley colombiana, que planear un proyecto inmobiliario sostenible en Colombia es también una obligación para conservar el planeta.

Una forma de disminuir el impacto de las construcciones es a través del diseño de edificios y viviendas sostenibles que tengan en cuenta los siguientes factores:

 

1. Estrategias de diseño

Una arquitectura sostenible debe aprovechar las posibilidades y ventajas que el medio ambiente ofrece, desde la planificación del diseño y luego en la construcción. Estas estrategias vienen determinadas por parámetros como la orientación de la vivienda; el control del sol y del viento;  y el uso de materiales naturales duraderos.

Es importante planear la aplicación correcta de estos componentes en el diseño, con el objetivo de lograr de la manera más natural posible el bienestar y la comodidad de los usuarios. Se trata de diseñar edificios que atenúen el uso de la luz artificial y que promuevan la ganancia de calor para minimizar la incorporación de equipos de aire acondicionado o calefacción.

En Colombia, según la Resolución 0549 de 2015 estas zonas climáticas son definidas por su altura sobre el nivel del mar, como mayor factor que caracteriza el clima de las ciudades, distribuyéndolas entre:

  • Frío (Bogotá por ejemplo).
  • Templado (Medellín).
  • Cálido seco (Cali) 
  • Cálido húmedo (Barranquilla).

¡Conoce ya! Los requisitos para instalar paneles solares en edificaciones.

2. Uso de energías renovables

Minimizar el uso de energía en todos sus aspectos (electricidad, gas y agua) resulta fundamental en la construcción de un edificio o vivienda sostenible.

 

Para ello, una alternativa constituye la instalación de paneles fotovoltaicos u otras tecnologías capaces de producir electricidad a través de la captación de luz solar.  De esta manera, se disminuye la necesidad de importar combustibles fósiles, como el petróleo o el gas, lo que supondría, además de un ahorro económico para las personas, una significativa reducción de las emisiones contaminantes.

 

Asimismo, el ahorro después del diseño, con iluminación LED en los lugares comunes o al interior de los hogares, proporcionará no solo una mejor huella energética, sino ahorros de dinero.

 

Asimismo contar en grandes construcciones (centros comerciales y edificios de oficina) con equipos que produzcan energía eléctrica, agua caliente y agua fría, que por medio de redes se distribuyen permitiendo remplazar los sistemas convencionales de aire acondicionado, optimizando el consumo de energía. 

 

3. Elección de materiales naturales y locales

Utilizar materiales de bajo consumo energético en todo el ciclo vital será uno de los mejores indicadores de sostenibilidad. Los materiales como la tierra, la grava o la arena y otros como la madera presentan el mejor comportamiento energético. De preferencia, utilizar aquellos más empleados en la región y por lo tanto más baratos y de más fácil obtención.

 

4. Diseño bioclimático y correcta orientación solar

El diseño de un edificio con una adecuada orientación solar sirve para regular los cambios climáticos y de temperatura, al mismo tiempo que se consigue que el aire se renueve.

Esto ayudará a la disminución de los gastos de energía a los residentes. Hay que tener cuidado con las posibles barreras solares que a simple vista pueden pasar desapercibidas, por ejemplo, topográficas, vegetales, etc.

Es decir, que esté estructurado de tal manera que aproveche la luz solar (ventanas) y la ventilación natural para generar una mejor calidad de vida a sus ocupantes.

 

5. Abundancia de plantas tanto de interior como de exterior

La abundancia de vegetación tanto en el exterior como en el interior del edificio, o de la vivienda a construir, permite disminuir los efectos de la contaminación atmosférica y contribuye al mantenimiento del equilibrio térmico y del grado de humedad correcto. Además, está comprobado que un entorno verde constituido por jardines, árboles y exuberante vegetación ayuda a combatir el estrés y conserva la salud de las personas. 

Conoce la iluminación LED y aprende a ahorrar.

 

Lo que necesitas en un experto en paneles solares para edificios. En Celsia te ayudamos. 

Energía Solar - Producto para Empresas

 

Artículos recientes